Lunes 29 de Agosto del 2022 a las 05:57 hs.

Lanzan el megacohete “más potente de la NASA”

Sociedad | Este lunes 29, a las 9:33 horas de Argentina, se lanza la misión espacial Artemis I, con transmisión en vivo y online por parte de la Agencia Espacial de Estados Unidos. Las misiones Artemis llevarán de nuevo a la humanidad a la Luna y comienzan con una nueva era de exploración lunar.



Aunque sin tripulación, Artemis I probará los sistemas esenciales para las futuras misiones tripuladas a la región lunar, incluido el primer lanzamiento del cohete más poderoso de la NASA, el Space Launch System (SLS).


El cohete SLS se lanzará desde el Kennedy Space Center en Cabo Cañaveral (Florida) y entrará en una órbita compleja para llevar a la nave espacial Orión a la Luna.


A lo largo de su viaje, la misión Artemis I, con Orion y SLS, recibirá servicios integrales de comunicaciones y navegación de las dos redes de la NASA: la Red del Espacio Cercano y la Red del Espacio Profundo.


Estos servicios son esenciales durante el lanzamiento, la órbita y el reingreso: todas las fases de la misión.


Artemis I ayudará a la NASA a preparar las redes para futuros viajes tripulados a la Luna y, más tarde, a Marte.


Todos los detalles de la misión Durante este vuelo, la nave espacial se lanzará en el cohete más poderoso del mundo y volará más lejos de lo que jamás haya volado ninguna nave espacial construida para humanos.


Viajará 280.000 millas desde la Tierra, miles de millas más allá de la Luna en el transcurso de una misión de cuatro a seis semanas.


Orion permanecerá en el espacio más tiempo que cualquier nave para astronautas sin acoplarse a una estación espacia.


El cohete SLS está diseñado para misiones más allá de la órbita terrestre baja que transportan tripulación o carga a la Luna y más allá, y producirá 8,8 millones de libras de empuje durante el despegue y el ascenso para llevar a la órbita un vehículo que pesa casi seis millones de libras.


Propulsado por un par de propulsores de cinco segmentos y cuatro motores RS-25, el cohete alcanzará el período de mayor fuerza atmosférica en noventa segundos.


Después de desechar los propulsores, los paneles del módulo de servicio y el sistema de aborto de lanzamiento, los motores de la etapa central se apagarán y la etapa central se separará de la nave espacial.


A medida que la nave orbite alrededor de la Tierra, desplegará sus paneles solares y la etapa de propulsión criogénica provisional (ICPS) le dará a Orión el gran impulso necesario para abandonar la órbita de la Tierra y viajar hacia la Luna.


A partir de ahí, Orion se separará del ICPS dentro de unas dos horas después del lanzamiento.


Luego, el ICPS desplegará una serie de pequeños satélites, conocidos como CubeSats, para realizar varios experimentos y demostraciones de tecnología.


El viaje de ida a la Luna tomará varios días, tiempo durante el cual los ingenieros evaluarán los sistemas de la nave espacial y, según sea necesario, corregirán su trayectoria.


Orión volará a unas 62 millas (100 km) sobre la superficie de la Luna, y luego usará la fuerza gravitatoria de la Luna para impulsar a Orión a una nueva órbita retrógrada profunda, u opuesta, a unas 40.000 millas (70.000 km) de la Luna.


La nave espacial permanecerá en esa órbita durante aproximadamente seis días para recopilar datos y permitir que los controladores de la misión evalúen el desempeño de la nave espacial.


Los objetivos principales de Artemis I son demostrar los sistemas de Orion en un entorno de vuelo espacial y garantizar un reingreso, descenso, amerizaje y recuperación seguros, antes del primer vuelo con la tripulación en Artemis II.


Además, esta será la primera de una serie de misiones, cada vez más complejas, que conseguirán mantener una presencia humana a largo plazo en la Luna durante las próximas décadas.