Viernes 2 de Diciembre, 07:26

El informe emitido por la Bolsa de Cereales dio cuenta que el balance

Producción | El informe da cuenta que el balance hídrico del suelo de la provincia de Entre Ríos colapsó producto de la falta de precipitaciones.


La Bolsa de Cereales de Entre Ríos indicó que “la falta de precipitaciones ha hecho colapsar el balance hídrico, llevándolo a la solución más temida, aunque bastante previsible”. “La sequía se ha generalizado en todo el territorio provincial” y advirtió que “la situación que se representa es un indicador del grave escenario que se ha instalado en este comienzo de diciembre, con fuertes consecuencias sobre los cultivos de la gruesa implantados en forma temprana y la problemática que la restricción de humedad le impone al avance de las siembras”, indicó la entidad.

El miércoles el sistema frontal generó “algunas celdas de tormenta sobre la provincia. Zonas del Departamento Tala, Gualeguaychú, Uruguay y sur de Colón, fueron receptoras de algunas precipitaciones, las cuales en forma muy puntual llegaron a los veinte milímetros”.

En el resto de la provincia, “el frente se mostró con despliegue de coberturas nubosas y algunas lloviznas muy dispersas. De esta manera, noviembre cerró con toda la provincia afectada por un fuerte déficit pluvial, lo cual es una diferencia notoria respecto del año pasado, donde las lluvias habían sido más favorables”.

El corto plazo “no parece cambiar. La transición intermensual queda estable, con tendencia ascendente para las temperaturas y una oferta de agua que está lejos de ser la necesaria para promover correcciones eficientes”, agrega el informe de la Bolsa de Cereales. Si bien indicaron que eventualmente puede haber áreas de la provincia con una mejor disponibilidad de humedad, “la situación que se representa es sin dudas un indicador del grave escenario que se ha instalado en este comienzo de diciembre”.

En esa línea, advirtieron que esto traerá fuertes consecuencias sobre los cultivos de la gruesa implantados en forma temprana, en tanto que la restricción de humedad le impone al avance de las siembras.