Viernes 30 de Diciembre, 08:58

Es obligatorio el uso de barbijo en centros de salud y hospitales

Salud | Hoy, la situación de la pandemia es diferente a la que se enfrentó durante los dos primeros años cuando todavía se desconocía cómo la infección afectaba al organismo humano, cómo se transmitía y cómo se la podía prevenir con eficacia y seguridad. Pero aunque sea menos dramática las autoridades sanitarias y las sociedades médicas resaltan a que las medidas de prevención como las vacunas, el barbijo y la ventilación deben tenerse en cuenta.


Este jueves desde la Dirección del Hospital se dio a conocer la actualización de las recomendaciones para la prevención y vigilancia de las enfermedades respiratorias agudas, y entre las medidas se dispuso la obligatoriedad -para reducir la exposición a virus respiratorios- del uso de barbijo quirúgico de todos los pacientes y acompañantes en los establecimientos de Salud.

El Dr. Sergio Giordanengo detalló otros aspectos de las recomendaciones del más reciente documento COES -ID DCOES140- y sobre la situación epidemiológica de la ciudad, que a su entender amerita estar alertas, vigilantes, y tomando medidas de control y, principalmente, completando esquemas de vacunación y refuerzos, lo que disminuye la gravedad de la infección en caso de contraerla.

 Puntualmente, en lo que implica la inmunización contra el Covid-19, es importante contar con el esquema inicial (dos o tres dosis según la vacuna aplicada) y los refuerzos según el grupo de edad: dos en la franja etaria de 18 a 50 años y tres para quienes tienen más de 50 años o se encuentran dentro de los grupos de riesgo. En ambos casos, el intervalo indicado es de cuatro meses.

El Director del "Sagrado Corazón de Jesús" indicó que en los últimos meses se registró una importante circulación de virus respiratorios, como ser la influenza, que provocaron consultas, y que no impactó fuertemente en hospitalizaciones justamente por la protección que ofrecen las vacunas.

Asimismo el médico opinó que las festividades del cierre del año no son incompatibles con las medidas de autocuidado ya conocidas, como el lavado de manos, la utilización de alcohol en gel y del barbijo en los lugares cerrados sin ventilación. De este modo, se podrán disfrutar las fiestas resguardando la salud, principalmente de las personas con factores de riesgo y adultos mayores.