Lunes 29 de Junio del 2020 a las 09:12 hs.

Desde 2013 Basavilbaso tiene una "canción oficial"

Sociedad | Se trata de la "zamba canción a Basavilbaso" obra de María Lucrecia Scabini, Delia Scabini de Pérez y Nora Roko de Melchior.




En mayo de 2013 el HCD sancionó por una Ordenanza, impulsada por Concejales del radicalismo, que instituyó a la "zamba canción a Basavilbaso" como "canción oficial de la ciudad".


La iniciativa llegó al recinto de sesiones "Juan Domingo Perón" el miércoles 22 de mayo, y con dictamen por unanimidad y fue votado del mismo modo por la totalidad de los ediles, luego de que la Concejal Silvina Pérez realizara una semblanza sobre los orígenes de la obra de María Lucrecia Scabini, Delia Scabini de Pérez y Nora Roko de Melchior.


Pérez insistió en "sencillez de sus versos" la cual "se plasma la historia y la idiosincrasia de su gente" y está "fuertemente ligada a todos los basavilbasenses", pese a no estar institucionalizada mediante norma alguna que le dé el carácter de canción oficial de la ciudad.


Precisó que en 1974, niños de la Escuela Nº 47 participaron de un certamen de coros escolares resultado finalistas de la Zona "C", accediendo al nivel Departamental.


"El desempeño de los niños de la Escuela fue excelente, los pequeños "cantaron como ángeles", pero el jurado - que les hizo un reconocimiento de honor- les objetó que no interpretaran una canción inédita, "cosa que los docentes del establecimiento no habían leído en las Bases del concurso".


"Fueron descalificados por algo que no estaba escrito", afirmó Pérez, al recordar que esa situación fue lamentada por los docentes y especialmente por María Lucrecia Scabini, "Loli", que mientras realizaba un viaje "se le ocurre escribir una canción que hable de Basavilbaso, y fue así surgió esta zamba canción a Basavilbaso", explicó.


Pérez contó que se cantó por primera en la Escuela Nº 47 durante un acto escolar y que en público la primera vez que se interpretó fue el 9 de julio de 1975 en la peña "Calá", y fue interpretada por un grupo, de unos 15 alumnos de 5to., 6to. y 7mo. Grado que fueron acompañados por dos guitarras de los alumnos Jorge Vasinger y Aldo González.


"La Supervisora (Escolar) de entonces sugiere que pedir por nota al Consejo General de Educación se autorice a que la obra se pueda cantar en las Escuelas, a lo que el organismo accedió, por Resolución 110 del 21 de abril de 1976, incorporándola al repertorio escolar", prosiguió.


"Alfredo Vallejos fue quien la interpretó por primera vez ante el público, fue en una fiesta escolar en el salón de actos de la Escuela Nº 9", contó más adelante Pérez.


"La obra fue grabada por Juan Carlos Angelino y sus autoras reconocen el interés y papel que jugó el Club de Leones de esa época, en el que una de sus figuras era Albino Martínez quien insistía en llevar a las reuniones esta zamba canción porque identificaba a Basavilbaso.


El registro fue realizado en los estudios de Néstor Gorge (Manzur 161), quien según las autoras "Néstor (Gorge) fue un gran impulsor de las cosas de Basavilbaso, y un gran difusor de la grabación que reprodujo en diversos actos y fiestas populares facilitando que se la conociera, a tal punto que cassettes con el registro fueron enviados a basavilbasenses radicados en el exterior, por ejemplo en Israel".


En otro pasaje de la exposición la Concejal Pérez destacó en su tarea de difusor al coro municipal "Magnificat" y particularmente elogió los arreglos que hiciera su Director Miguel Bernik, que logró que "tenga esa distinción y sonido tan especial que nos hace emocionar hasta las lágrimas".


"Debemos reconocer a sus autoras, María Lucrecia Scabini, Delia Scabini y Nora Roko, quienes ejercieron la docencia con una verdadera vocación de servicio, como las creadoras de la letra y compositoras de su melodía, y la trascendencia que dicha zamba canción ha tenido a través de los años, convirtiéndose en la canción de Basavilbaso por antonomasia, mediante una acción concreta de reconocimiento y permanencia en el tiempo", sostuvo Silvina Pérez quién cerró su participación en la sesión leyendo una parte de la obra, la que dice: "Basavilbaso, mi pueblo. si veo a lo lejos tus luces brillar. mi corazón se agiganta. tiembla mi garganta. ¡qué lindo es volver!".