Martes 20 de Septiembre del 2022 a las 05:20 hs.

En el Norte vuelan los misiles, en el Sur hambre

Política y Economía | El Presidente, Alberto Fernández, en la Universidad The New School de la ciudad de Nueva York, aseguró que "en el Norte vuelan los misiles, en el Sur se distribuye el hambre". "¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta", exclamó.



En el marco de su presencia en la ciudad de Nueva York, donde expondrá en la asamblea general de las Naciones Unidas, el Presidente Fernández señaló que "en la desesperanza es donde se siembra el odio, la violencia, los viejos fascismos que vuelven a aparecer en el mundo" y añadió: "Lo que pasó con Cristina (Kirchner) es resultado de ese odio y negarlo no nos hace bien".


"En el Norte vuelan los misiles, en el Sur se distribuye el hambre. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta. Tocamos fondo con la pandemia. Basta", exclamó.


Al incluir en su análisis de la situación mundial la guerra entre Ucrania y Rusia, Alberto Fernández subrayó que "la voz de América Latina debe estar presente" en las discusiones internacionales. "Fue algo que me impuse como parte de la política internacional de la Argentina y de la CELAC", agregó.


"Es muy posible que América Latina acabe teniendo una oportunidad en esta guerra, porque se necesita producir alimento y energía. Claro que tenemos una oportunidad, pero no me gusta que sea producto de una guerra que se ha desatado. Porque las guerras no dan oportunidades. Encontrar una oportunidad en una guerra es convertirse en un miserable: nosotros no queremos eso, queremos desarrollarnos en un mundo en paz. No podemos permitir que la escalada bélica avance", expresó.


En su disertación, el Presidente habló de las consecuencias en todo el mundo de la pandemia, primero, y la guerra en Ucrania, después, y la necesidad de "construir algo distinto".


Fernández consideró que la Argentina es "parte del mundo de los países deudores" y agregó: "no hemos generado la deuda: la hemos heredado. Y enfrentamos la cuestión de la deuda con toda responsabilidad, pero tenemos que repensarlo".


"Somos sobrevivientes de una pandemia, una de las mayores tragedias que la humanidad recuerda. Tenemos el deber ético y la obligación moral de construir algo distinto. El sistema financiero internacional distribuye riqueza en unos pocos y pobreza en millones", dijo el mandatario argentino.


El mandatario alertó que los países deudores padecen "mucho más esta realidad".


"No hemos generado la deuda: la hemos heredado. Tenemos que repensarlo: no puede seguir existiendo el sistema de sobrecargos que triplican las cargas de intereses, no es posible que sigamos emitiendo DEGs para que queden en las arcas de los países poderosos. Tenemos que cambiar. El mundo nos ha dado una alerta a toda la humanidad", expuso.


Y continuó: "la oportunidad que tenemos debe convocar nuestra ética y no es aprovechar las ventajas que una guerra nos da, sino exigir la paz para empezar a construir un mundo que nos incluya y nos permita salir ganando sin necesidad de que la sangre y la muerte se esparza por el mundo".