Llamas queman histórica Catedral francesa
Lunes 15 de Abril del 2019 a las 10:23 hs.

Llamas queman histórica Catedral francesa

Sociedad | Un voraz incendio destruye la Catedral de Nôtre Dame, en París. Al menos el techo del edificio ha caído. Los Bomberos han vinculado el fuego a los trabajos de mantenimiento que se estaban realizando.



Las llamas han provocado una intensa humareda de colores amarillos y la caída de la aguja principal.

El edificio, templo católico, se comenzó a construir en el siglo XII y se acabó en el XIV.

"Notre Dame es nuestra historia, nuestra literatura, nuestro imaginario. El lugar donde hemos vivido nuestras epidemias, nuestras guerras...", ha dicho el Presidente francés.

"Las próximas horas serán difíciles, pero gracias al coraje no se derrumbarán la fachada ni la estructura", ha asegurado Emmanuel Macron.

"Los bomberos han trabajado con un coraje extremo y una gran profesionalidad", ha asegurado.

Le Figaro cita a uno de sus periodistas y asegura que el fuego de la fachada "parece dominado". A pesar de ello, aseguran que las informaciones al respecto siguen siendo contradictorias.

Entre las piezas que no han podido ser extraídas por los Bomberos están los tres órganos, elementos fundamentales de la liturgia. El mayor de todos, con cinco teclados y cerca de 8.000 tubos, se considera uno de los más célebres del mundo.

El Secretario de Estado francés del Interior, Laurent Nunez, declaró a los periodistas que "el fuego ha bajado en intensidad" gracias a la labor de los bomberos, por lo que ha entrado "en fase de enfriamiento". Para que se confirme esta nueva fase habrá que esperar "unas tres o cuatro horas", pero con los elementos de los que las autoridades disponen se puede "pensar que la estructura se ha salvado, principalmente la de la torre norte", que era la que más preocupaba.

Se han movilizado cerca de 400 efectivos para tratar de erradicar el fuego, según ha comentado un oficial de los Bomberos.

El director de la Oficina de prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, ha pedido oraciones para que los bomberos puedan "hacer frente a la situación dramática" de la catedral de Notre Dame. "Expresamos nuestra cercanía con los católicos franceses y con la población parisina. Oramos por los bomberos y por todos los que hacen todo lo posible para enfrentar esta dramática situación", ha señalado Gisotti en su cuenta oficial de Twitter.

Según ha indicado uno de los responsables de los bomberos de París, dos tercios del tejado han sido destruidos por las llamas.
La investigación abierta por la Fiscalía francesa centra sus pesquisas en la "destrucción involuntaria" según han indicado fuentes de la policía judicial y el Secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez.

El Subdirector General del Instituto de Patrimonio Cultural de España, Javier Rivera, ha alertado de la necesidad de implementar planes de prevención en los monumentos y edificios históricos. Para Rivera, este incidente supone un "impacto terrible" para la sociedad francesa, que pierde una seña de identidad, no sólo cultural sino también una fuente de recursos a través del turismo y el aprovechamiento económico, además de uno de los monumentos más importantes del Gótico.

Además de la estructura, Notre Dame destaca por sus magníficas vidrieras, sus cuadros y sus esculturas. Afortunadamente, dieciséis de ellas se habían retirado el pasado 11 de abril para ser restauradas, así que no se han visto afectadas por el fuego.

Notre Dame es un símbolo para los franceses. Muchos han contemplado con lágrimas en los ojos como ardía su catedral. Así lo ha contado Eva Cantón desde París.

La estructura de Notre Dame se ha salvado, según anuncian los Bomberos de París. Las torres de momento resisten, aunque el interior del atrio está destrozado y el tejado ha caído completamente.

Dos de las reliquias que se conservaban en Notre Dame, la corona de espinas que se suponía que llevó Cristo cuando fue crucificado y la túnica de San Luis, han podido ser sacadas de la Catedral, según el rector.

No así algunas pinturas muy grandes, que se mantienen en la sacristía.

Notre Dame es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de la ciudad y una de las obras maestras del arte gótico con más de 800 años de historia.

El Obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época y, respaldado por el rey Luis VII, por los notables y por múltiples corporaciones profesionales, las obras comenzaron tres años después, pero tardaron en finalizar algo más de un siglo, en 1272.

Durante un tiempo fue el edificio cristiano más grande del mundo occidental y símbolo de la riqueza y de la potencia de la capital.

Según los estudios arqueológicos realizados, se encuentra ubicada en el mismo lugar donde anteriormente hubo al menos cuatro edificios religiosos diferentes: una iglesia paleocristiana del siglo IV, una basílica de la época merovingia, una catedral de la carolingia y otra románica que se fue destruyendo conforme se levantaba la actual gótica.