El Papa advierte sobre el peligro nacionalista
Martes 08 de Enero

El Papa advierte sobre el peligro nacionalista

Política | El Papa advirtió sobre el resurgimiento de movimientos nacionalistas y populistas y criticó a los países que tratan de resolver la crisis migratoria con acciones unilaterales o aislacionistas.



El Papa, hablando ante diplomáticos en lo que se conoce de manera informal como su discurso anual sobre el “estado del mundo”, sugirió que tales medidas y políticas a puerta cerrada estaban retrasando el reloj 100 años atrás hasta el peligroso período entre las guerras mundiales.

Las relaciones dentro de la comunidad internacional “están experimentando un período de dificultad, con el resurgimiento de las tendencias nacionalistas”, dijo el Papa, lo que perjudica a los miembros más vulnerables de la sociedad, incluidos los migrantes.

Partidos populistas antiinmigrantes lograron avances en varios países el año pasado, incluidos Italia, Francia, Holanda, Hungría, Brasil y Polonia.

En Estados Unidos, una paralización parcial del gobierno entró en su tercera semana mientras el Presidente Donald Trump ha prometido que no cederá en su demanda por un muro a lo largo de la frontera con México.

En su discurso de una hora, Francisco mencionó varias veces a la Liga de las Naciones, que se creó después de la Primera Guerra Mundial para promover la paz, pero no logró detener a los movimientos nacionalistas y populistas que ayudaron a desencadenar la Segunda Guerra Mundial.

“La reaparición de estas fuerzas hoy está debilitando progresivamente el sistema multilateral”, dijo ante los enviados de 183 países durante un discurso en que aludió a la situación en muchos países.

Si bien la migración ha provocado acciones difusas y unilaterales por parte de los gobiernos, particularmente en Europa y América del Norte, la comunidad internacional tiene el deber de defender a los refugiados y migrantes, dijo el Papa. “No creo que puedan existir soluciones parciales para un problema tan universal”, señaló.

Francisco elogió el Pacto Mundial sobre Migración de la ONU, que establece objetivos sobre cómo se pueden gestionar los movimientos de personas. Estados Unidos, Italia, Hungría y Polonia figuran entre las naciones que boicotearon la reunión en Marruecos el año pasado.

Durante el mismo encuentro, la máxima autoridad pontificia también hizo referencia a las situaciones actuales en Venezuela, Nicaragua, China, las dos coreas, Ucrania, la pedofilia y la crisis en oriente próximo.