"Brasil comenzó a liberarse del socialismo"
Martes 01 de Enero

"Brasil comenzó a liberarse del socialismo"

Política | Bolsonaro llamó a liberar al país de “la corrupción, la criminalidad y la sumisión ideológica”.



El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que con su asunción, el país "comenzó a liberarse del socialismo, del gigantismo estatal y de lo políticamente correcto", en su discurso al pueblo, reunido frente al Palacio del Planalto.

"Nuestra bandera jamás será roja, sólo será roja si es necesario defenderla con nuestra sangre", dijo Bolsonaro tras recibir la banda presidencial por parte de Michel Temer.

Antes, se comprometió ante los legisladores a fortalecer las Fuerzas Armadas y honrar a "aquellos que sacrifican sus vidas en nombre de la seguridad".

Reiteró su deseo de flexibilizar la tenencia de armas para que los "ciudadanos de bien" tengan "medios para defenderse".

Bolsonaro prometió respetar todas las religiones y especialmente las "tradiciones judeo-cristianas".

Al concluir su discurso en el Congreso, el mandatario volvió a citar uno de sus principales lemas de campaña: "Dios encima de todos".

Según Bolsonaro, su gobierno representará una oportunidad única para "combatir la ideología de género" y "restablecerá los valores éticos y morales".

El nuevo jefe de Estado, partidario de una política económica liberal, aludió a la urgencia de las reformas estructurales para la "sustentabilidad de las cuentas públicas" y a la necesidad de abrir los mercados para el comercio internacional, "estimulando la competición, la productividad y la eficacia sin tinte ideológico".

Citó también el papel "decisivo" que en su gobierno tendrá el sector agropecuario, el cual aseguró que apoyará "en consonancia con la preservación ambiental".

Bolsonaro se comprometió a poner fin a las "prácticas nefastas" que condujeron a Brasil a la mayor "crisis ética, moral y política" de su historia.

"Reafirmo el compromiso de construir una sociedad sin discriminación o división", afirmó Bolsonaro, quien ha sido duramente criticado por un historial de declaraciones machistas, racistas y homófobas a lo largo de sus cerca de 30 años como Diputado.

Bolsonaro hizo referencia al lema que reza en la bandera de Brasil: "Orden y progreso. Ninguna sociedad se desarrolla sin respetar esos preceptos", aseguró.