FUCOFA lanzó en Basavilbaso la segunda campaña de vacunación del año
Jueves 28 de Septiembre

FUCOFA lanzó en Basavilbaso la segunda campaña de vacunación del año

Sanidad animal | Una asamblea de la Fundación de Lucha contra la Aftosa estableció el valor por dosis de vacuna para aplicar, desde el 9 de octubre, a todo el rodeo entrerriano.



Una asamblea de la Fundación contra la Fiebre Aftosa (Fucofa), que se realizó este miércoles en las instalaciones de la Cooperativa Ganadera "El Pronunciamiento" en Colonia Número 2 -en las afueras de Basavilbaso- se debatieron aspectos de la campaña y el valor por dosis de $30 vacuna contra la aftosa.

El operativo, siguiendo los lineamientos establecidos por el SENASA, abarca a la totalidad del rodeo que en Entre Ríos es de unas 4 millones 400 mil cabezas, se realizará desde el 9 de octubre y se tiene previsto que finalice el 9 de diciembre, y se financiará con el aporte de los productores.

Los representantes de los 17 Departamentos votaron por unanimidad el presupuesto presentado por la conducción de la fundación y que fijo el valor de la dosis aplicada de $30, el mismo valor de la campaña anterior.

La fiebre aftosa es una enfermedad animal altamente contagiosa, producida por un virus; de gran difusión, curso agudo, especial gravedad (alto número de animales enfermos) y escasa mortandad; que si bien es cierto no afecta a las personas, su importancia radica en los efectos devastadores que produce tanto en la ganadería como en el comercio exterior de animales, productos y subproductos.

En cuanto a la vacunación contras brucelosis estiman en 130 mil las terneras -nacidas en 2017- que recibirán una dosis de vacuna que tendrá un costo de $13, que incluye dosis, caravana de identificación y la aplicación.

La brucelosis es una enfermedad bacteriana sistémica que puede ser aguda de comienzo brusco o insidioso o evolucionar hacia la cronicidad. Entre los animales que puede ser infectados se encuentran las vacas, cabras, ovejas, cerdos y perros aunque también afecta a la fauna silvestre y a los mamíferos marinos.

La transmisión de brucelosis de persona a persona es extremadamente rara, esta enfermedad se contrae por consumo de alimentos contaminados, como leche y quesos no pasteurizados; la inhalación de aerosoles infectantes y también por contacto con las secreciones de los animales que abortan sus fetos.