Lunes 14 de Junio del 2021 a las 06:12 hs.

El G-7 promete vacunas a estados con menos recursos

Salud | Los países del G-7 proporcionarán 1.000 millones de dosis de vacunas durante 2022 a los estados con menos recuersos y trabajarán para ello con el sector privado, el G-20 y otros países para aumentar la contribución.



Los países del G-7 proporcionarán 1.000 millones de dosis de vacunas durante 2022 a los estados con menos recursos y trabajarán para ello con el sector privado, el G-20 y otros países para aumentar la contribución a dichos países pobres, según un borrador casi finalizado del comunicado que publicará esta tarde de domingo el G-7 y que ha sido adelantado por la agencia Reuters.


“Los compromisos desde que nos reunimos por última vez en febrero de 2021, incluso aquí en Carbis Bay, prevén 1.000 millones de dosis durante el próximo año. Trabajaremos junto con el sector privado, el G20 y otros países para aumentar esta contribución en los próximos meses”, se lee en el texto en el que han trabajado decenas de diplomáticos hasta la noche del sábado.


Boris Johnson ya había pedido a los líderes del G7 (que también incluyen Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón) que se comprometan a vacunar a todo el mundo para fines de 2022 y se espera que el grupo prometa mil millones de dosis durante su cumbre de tres días en el balneario inglés de Carbis Bay.


Johnson indicó al término de la cumbre que los países “deben” trabajar juntos para evitar la “devastación” y, en esa medida, es que el G7 se trazó un acuerdo para prevenir pandemias futuras.


El mandatario habló de implementar un “radar global” que “esté dispuesto a descubrir enfermedades antes de que se diseminen”.


El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, explicó que el sistema todavía está en construcción, pero que la idea es que exista un marco que permita prevenir una pandemia "antes de que se salga de control".


Parte de ese acuerdo incluye fortalecer las capacidades de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La intención es que los inspectores de este organismo tengan “poderes similares” a los que tienen los auditores del Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés).


“Debemos asegurarnos de que los inspectores de la OMS puedan ir a una zona a determinar de manera independiente qué está sucediendo. Tenemos la esperanza de que en el futuro, mucha de esta oscuridad sea disipada”, precisó Johnson.


Según el Primer Ministro, esto contribuiría a que la OMS pueda investigar qué está sucediendo con las enfermedades a lo largo del mundo para poder tomar medidas y así prevenir una futura pandemia.


Además, el comunicado del G-7 señala que la intención es aumentar la capacidad de los laboratorios del mundo, mejorar los sistemas de alerta temprana y recortar el ciclo del desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas para que este pase de 300 a 100 días.