Lunes 29 de Noviembre del 2021 a las 06:40 hs.

Nápoles hizo un emotivo homenaje a Maradona

Fútbol | Un emotivo homenaje hizo el Napoli a Diego Maradona a un año de su muerte. Descubrieron una estatua tamaño real, la misma quedará dentro del estadio que lleva el nombre del futbolista argentino. Por las pantallas del recinto se transmitieron imágenes de archivo que muestran algo de lo que “Pelusa” solía hacer en el campo del por entonces llamado San Paolo.



Miles de aficionados del cuadro del Sur llegaron al estadio varias horas antes del inicio del encuentro correspondiente a la Serie A para ser parte del evento en el que se descubrió la segunda de las figuras del mítico número 10. Ésta, en al que se ve al ex futbolista corriendo con la pelota sobre su muslo derecho, quedará guardada dentro del recinto para que todos los socios del club puedan apreciarla.


La escultura de Maradona tamaño real está posada sobre un gigantesco número 10 y se puede observar la leyenda inscripta sobre el cero: “Anche io sono napoletano” (Yo también soy napolitano).


La magnitud del homenaje fue tal que además de los miles de seguidores del Napoli que estaban en las gradas coreando el nombre de su ídolo, en el campo de juego estuvieron el presidente actual del club, Aurelio De Laurentiis, el ex presidente Corrado Ferlaino, el entrenador del equipo, Luciano Spalletti, el mandamás de la FIFA, Gianni, Infantino, el alcalde de Nápoles, Gaetano Manfredi, y varias glorias de la institución.


Durante el homenaje en las pantallas se emitieron mensajes de ex compañeros del Pibe de Oro y de otras leyendas del fútbol mundial como Pelé. Por los parlantes sonaron varias canciones en homenaje al ex futbolista que conquistó el mundo con la Albiceleste en el Mundial de México 1986.


“Es emocionante, el mundo entero se reúne en torno a Maradona que es una emoción única. Hizo que todos nos enamoráramos del fútbol, incluso los que no eran del Napoli. Tenía un talento increíble y un carácter único”, dijo Infantino.


Maradona aterrizó en el Sur de Italia en 1984 después de su frustrado paso por el Barcelona. Allí ganó dos Scudettos, una Copa Italia, una Supercopa de Italia y la Copa UEFA 1988/89. Por eso, se convirtió en una leyenda para los napolitanos que lo adoptaron como su máximo ídolo. El club no ha vuelto a ganar la Serie A desde entonces.