Domingo 13 de Junio del 2021 a las 07:39 hs.

Prohibirán en ciudad la venta y uso de pirotecnia

Política | Basavilbaso se sumará al centenar de Municipios de todo el país que prohíbe el uso de pirotecnia con efecto audible o sonoro, como petardos, fuentes, foguetas, morteros, entre otros, y también impide la fabricación, comercialización, tenencia, uso y manipulación.



El uso de pirotecnia sonora en la ciudad, y “los reclamos generalizados en relación a la necesidad de regular su uso y comercialización”, motorizó que el bloque de Concejales del frente Juntos por el Cambio elaborara un proyecto de Ordenanza que hace semanas se trabaja en Comisiones y ya cuenta con respaldo, unánime, para llegar al recinto y ser sancionada.


En los considerandos los ediles del oficialismo definen como “artificio de pirotecnia” o “cohetería” a los elementos destinados fundamentalmente a producir combustión o explosión, efectos visibles o audibles elaborados con explosivos o sustancias similares, incluyendo a todos aquellos que enciendan o accionen mediante el uso de mecha, fricción o impacto.


“Basavilbaso no escapa a usos y costumbres, entre ellas la utilización de pirotecnia sonora en las festividades de Navidad y Año Nuevo, sumándosele en los últimos años su incorporación en los festejos familiares, sociales y deportivos, entre otros. La pirotecnia sonora provoca daños y efectos nocivos a la salud física y psíquica de las personas, tanto a quienes las manipulan como a testigos ocasionales, animales, aves y daños irreparables al medio ambiente”, señalan.


Además sostiene que entre los accidentes más comunes por su uso y manipulación se encuentran las quemaduras, lesiones en los ojos, las manos y rostro llegando en algunas ocasiones a provocar secuelas y muchas veces daños irreparables, dada la gravedad de la lesión, y entre las más comunes perdida de la visión y falanges.


Pero también es común el trauma acústico manifestándose con zumbidos o acufenos, dolor en los oídos y posibles pérdidas auditivas por perforación timpánica.


Los legisladores admiten que si bien las estadísticas a nivel nacional indican que las consultas por lesiones con pirotecnia “descienden año tras año”, aún se está “lejos del número óptimo”.


Entre otras consideraciones sobre los efectos negativos o no deseados del uso de estos elementos apuntan a que afecta a las personas en general, entre ellos a bebes, niños y adultos mayores, y más aún en el caso de los niños que padecen Autismo, “ya que un alto porcentaje de los mismos poseen hipersensibilidad, entre otras auditiva, provocándoles stress y miedo llegando en ocasiones a autolesionarse ya que les provocan irritabilidad adoptando posturas agresivas para comunicar que dichos estruendos les molestan”.


“La Sociedad Argentina de Pediatría desalienta contundentemente el uso de todo tipo de pirotecnia”, subrayó el bloque oficialista entre las consideraciones para impulsar la Ordenanza.


Los estruendos afectan notablemente también a los animales domésticos, provocándoles irritabilidad, temblor, miedo y reacciones de escape hacia la vía pública. Y es muy común observar perros que deambulan asustados desarrollando actitudes agresivas para los transeúntes quedando muchos de ellos en situación de calle ocasionando esto además angustia a sus dueños.


“Al explotar (este tipo de elementos) esparce sobre la superficie pólvora y compuestos químicos afectando y contaminando la tierra y el agua ocasionando daños irreversibles al medio ambiente y a aquellos animales y aves que encuentren alimento en dicho suelo y beban esa agua”, observan y por otra parte señalan que la utilización “ocasiona molestias a aquellos vecinos que no comparten su uso generando mala convivencia entre los mismos, llegando a discusiones, agresiones y peleas donde llega a ser necesaria la intervención policial”.


“Los estruendos afectan el descanso de aquellas personas quienes por la razón que sea tienen obligaciones en horarios en donde el resto no las tiene. También a aquellas personas que por problemas de salud deben reposar y gozar de ambientes tranquilos, ya sea hospitales, geriátricos, etc.”, remarcan.


En otro tramo observan que existen y se comercializan como un anexo pirotécnico los dispositivos conocidos como “globos aerostáticos” los cuales para ser elevados necesitan del fuego en su interior “con el consiguiente riesgo de provocar un incendio en su caída, tanto en campos como en casas particulares”.


La problemática general que advierten los Concejales, y que en la última década más de cien municipios de todo el país sancionaron Ordenanzas que establecen algún tipo de restricción al uso y comercialización de pirotecnia, impulsó la discusión y debate legislativo que llegará próximamente al recinto con el objetivo de proponer a los vecinos ser parte del cambio cultural que se viene impulsando en todo el país.