Miércoles 18 de Noviembre del 2020 a las 07:06 hs.

“No descapitaliza a las empresas y no afecta las inversiones”

Política y Economía | El Diputado nacional del Frente de Todos Marcelo Casaretto defendió el aporte solidario y extraordinario a las grandes fortunas, y afirmó que “no descapitaliza a las empresas y no afecta las inversiones”.




En su discurso, el entrerriano destacó el rol del Estado en la pandemia y la inversión de “casi 7 puntos del PBI en sostenimiento de las empresas, de los empleos, de las provincias y de los municipios”.


“Muy pocos antecedentes de que un Estado apoye la iniciativa privada y al que invierte, a conservar las fuentes de trabajo”, agregó.


El oficialista subrayó que “el Estado necesita financiamiento” y recordó que la deuda contraída por el gobierno anterior hizo que esté “vedado el acceso al financiamiento del crédito”.


Pero aunque exista “la posibilidad de recurrir a la emisión monetaria”, el legislador dijo que “necesariamente teníamos que reforzar la posibilidad recaudatoria del Estado en los impuestos existentes o en alguna característica de apoyo excepcional” sobre “aquellos sectores que tienen capacidad contributiva”.


En ese sentido, el titular de la Comisión de Previsión y Seguridad Social indicó que alcanza a personas con un patrimonio mayor a los 200 millones de pesos, y que hay “una expectativa de recaudación de más de 300 mil millones de pesos”, con una “aplicación de sentido federal”. Casaretto cuestionó a quienes manifiestan que “el Gobierno no tiene un plan económico”.


“Por supuesto que tiene plan económico, y por supuesto que este aporte solidario se inscribe en nuestra concepción de plan económico. No es tener un plan económico liberal, un plan económico de ajuste, no es tener una carga impositiva menor para los sectores más poderosos”, enfatizó.


Y añadió: “no es lo que hizo (Mauricio) Macri al inicio, que fue bajarle el impuesto a los Bienes Personales, bajar el impuesto a las Ganancias, bajar retenciones a los sectores más poderosos de la sociedad. Esa no es la única manera de gobernar, nosotros tenemos otros valores, otros principios, otros conceptos”.


Para el oficialista, el aporte solidario y extraordinario “es de estricta justicia” y “no descapitaliza a las empresas, esto no afecta las inversiones, esto no es un impuesto sino un aporte solidario. No es inconstitucional y no es confiscatorio”.


Finalmente, aseveró que se trata de “pedir un esfuerzo a los sectores más poderosos de la sociedad para poder invertir en los trabajadores y los sectores que menos tienen”.