Grupos armados chavistas asaltaron el Congreso e hirieron a Diputados
Jueves 06 de Julio

Grupos armados chavistas asaltaron el Congreso e hirieron a Diputados

Política | Unos 200 militantes, con pistolas, palos y tubos, ingresaron a la sede del Poder Legislativo, en manos opositoras. El Presidente Nicolás Maduro prometió investigar.


El Diputado Regnault herido dentro del edificio legislativo.

Más de 200 militantes chavistas ingresaron por la fuerza a la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) de Venezuela, armados con pistolas, tubos y palos. Dejaron 12 heridos, entre ellos cinco diputados. Fue notoria la ausencia de la Guardia Nacional, que tiene a su cargo la custodia del Congreso venezolano.

Los atacantes son integrantes de los llamados "colectivos", grupos parapoliciales del gobierno responsables de una gran parte de los 90 muertos en los últimos tres meses de protestas y represión. Uno de los diputados resultó herido de gravedad y debió ser intervenido quirúrgicamente. Aunque la agresión al palacio legislativo terminó, no cedió el asedio a la sede del Congreso.

Más de cuatro horas después, los diputados opositores aún no podían salir del recinto, totalmente rodeado por los violentos.

Ayer fue el día de la independencia de Venezuela, y los legisladores, en su totalidad opositores, se habían reunido para celebrar la fecha cuando sufrieron el ataque de los chavistas.

El Legislativo es el único poder del Estado que no controla el régimen que preside Nicolás Maduro.

Maduro condenó el grave incidente al final de un imponente desfile militar para conmemorar la independencia. "No acepto violencia de nadie" y pidió que se "investiguen" los hechos a los que calificó de "extraños". Pero el repudio y el señalamiento hacia el régimen que preside fueron unánimes, tanto de parte de la oposición como de medios de comunicación independientes, que documentaron el grave ataque al Parlamento y de varios países de la región.

Cerca del mediodía unos 200 chavistas de los "colectivos", que desde temprano se habían reunido en varios puntos de Caracas, ingresaron con violencia a los patios de la Asamblea Nacional, luego de que el jefe del destacamento de la Guardia Nacional les autorizara el paso.

La pasividad de los uniformados de la Guardia Nacional fue absoluta durante todo el incidente. Los violentos se abalanzaron contra la entrada de la sala protocolar de la Asamblea y se enfrentaron a un pequeño grupo de custodios, empleados y legisladores. Muchos de los agresores iban con el rostro cubierto y sacaron pistolas e hicieron disparos al aire mientras otros lanzaban gases lacrimógenos y bombas de estruendo en los salones y pasillos. Allí se produjeron los heridos, incluidos los diputados Armando Armas y Américo De Grazia, entre otros.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, dijo que cinco diputados opositores y siete trabajadores resultaron heridos en un "episodio de vergüenza e infamia". Las redes sociales y varios medios difundieron fotos y videos de De Grazia inconsciente y en el suelo, sangrando tras ser golpeado en la cabeza con un tubo. Debió ser internado e intervenido quirúrgicamente. Se temía que hubiese sufrido heridas internas. El diputado Armando Armas también sufrió una herida en la cabeza que le provocó un abundante sangrado que le manchó el rostro y la camisa. Un grupo de atacantes ingresó al baño de damas y causó destrozos, denunció la Diputada Yajaira Forero.

"Robaron a las mujeres que estaban en el baño. A la Diputada Karin Salanova la apuntaron con un arma de fuego y también le arrebataron su celular", detalló Forero. Además, los Diputados Franco Cassella y Simón Calzadilla fueron atacados a las afueras de la Asamblea Nacional. Dentro del palacio, también fueron agredidos los legisladores Luis Stefanelli y José Regnault. El acto de vandalismo no recibió la menor intervención de la Guardia Nacional, que observaba lo que ocurría desde el exterior. Su pasividad quedó registrada en numerosos videos.

"Un gobierno que hace lo que hizo hoy con su Parlamento es un gobierno débil, es un gobierno caído, es un gobierno cobarde", afirmó Borges, y dirigiéndose a Maduro aseveró "no se equivoque, representamos a todo el pueblo venezolano y haremos valer los derechos". Borges ya había sido víctima de amenazas y agresión física dentro del Parlamento hace una semana, nada menos que por el jefe de la custodia del palacio, Coronel de la Guardia Nacional Bladimir Lugo.

Oswaldo Rivero, conductor del programa de televisión chavista "Zurda Konducta", asumió la responsabilidad de la "toma" de la Asamblea Nacional y dijo en un vídeo que es parte de "una protesta" en contra de "los que nos han escondido la comida, los que están haciendo actos terroristas, los que vienen haciendo actitudes en contra del pueblo, que están saqueando, que están quemando".

Este discurso, que es el que repite el aparato de medios y propaganda del chavismo, ya no es creído por la gran mayoría de la población, que soporta el tercer año consecutivo de hiperinflación y escasez extrema de alimentos y otros bienes básicos. El 70 por ciento de las empresas y comercios ha cerrado en Venezuela en la última década, según cifras de la corporación Fedecámaras. Más de un 80 por ciento de los venezolanos rechaza a Maduro y su régimen en todos los sondeos.