Imputados del fraude no ampliarán su declaración indagatoria
Domingo 16 de Julio

Imputados del fraude no ampliarán su declaración indagatoria

Judiciales | Los empresarios imputados desistieron de ampliar su declaración indagatoria.


Las cosechadoras fueron exhibidas en 2012 en Casa Rosada y por CFK.

Los empresarios imputados por el supuesto uso indebido de fondos públicos y fraude al Estado, Ricardo Vicente Senor (padre), Ricardo Javier Senor (hijo), Sergio Eduardo Scravaglieri y Carlos Ariel Boll, desistieron de ampliar su declaración indagatoria ante el Juez de Transición Nº 2 de Paraná, Pablo Zoff.

En la causa también están imputados por el supuesto delito de defraudación a la administración pública el ex Ministro de Economía Diego Valiero (hoy representante del Estado entrerriano en el banco Bersa) y el ex Ministro de Producción, Roberto Schunk. Valiero es defendido por los abogados Julio Federik y Leopoldo Lambruschini, mientras que Schunk cuenta con la defensa de Emilio Fouces.

Otros de los funcionarios acusados son Teresita Mabel López, coordinadora ejecutiva del Fondo de Inversiones de Entre Ríos (Finver), y Leandro Rodríguez, quien fuera coordinador de Gestión del Ministerio de Producción (actualmente está a cargo de la Dirección de Auditoria Interna). López contrató al abogado Ignacio Díaz, mientras que Rodríguez nombró a Guillermo Vartorelli.

A fines de mayo, el juez Zoff le tomó declaración testimonial al contador José Sebastián Pérez, uno de los profesionales que realizó informes de contabilidad y seguimiento de la empresa Grandes Maquinas SA, previo al desembolso de los créditos que debían ser destinados a la fabricación de cosechadoras. Pérez se desempeñaba como director de Auditoria Interna, dependiente de la Coordinación General de Gestión del Ministerio de Producción. Es decir, era un funcionario que dependía del entonces ministro Schunk.

Según señalaron fuentes judiciales, aún resta que declare en calidad de testigo la ingeniera agrónoma Elena Rosales, quien fuera directora general de Agricultura del Ministerio de Producción. La profesional también realizó informes de control previos a que se giren los créditos a la empresa encargada de hacer las cosechadoras.

Como se contó a mediados de junio, Rosales se encuentra viviendo en Salto, provincia de Buenos Aires, y por esa situación el juez Zoff libró un exhorto con un pliego de preguntas para que la ex funcionaria responda ante un juzgado de primera instancia penal de esa ciudad. La ex funcionaria aún no declaró.

En marzo de 2012 la por entonces Presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner encabezó un acto en Casa Rosada, junto al entonces Gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, y los dueños de la fábrica de cosechadoras.

El evento era para mostrar las máquinas que irían a la misión comercial a la República de Angola, organizada por el Gobierno nacional y el entrerriano. La compañía había firmado un convenio de ventas de 18 cosechadoras Maag Mitos, tolvas, plataformas y el desarrollo de servicios de cosecha en forma conjunta por un total de 30.000 hectáreas.

Bajo la lluvia, la Presidente decidió subirse a una de las máquinas, mientras la locutora oficial relataba que los técnicos le iban a mostrar las cualidades de la cosechadora.

"El mercado agropecuario africano y en particular de la República de Angola representan una gran oportunidad, debido a la gran necesidad de maquinaria agrícola", afirmaba la voz en off.

Y agregaba que "estas empresas entrerrianas apuestan y producen no sólo para el mercado interno, sino también para la exportación de productos de industria argentina", ante el aplauso de los asistentes.

Sin embargo, "el momento histórico para la empresa nacional" se vió frustrado por la quiebra de la compañía, pese a contar con el apoyo del Gobierno, que además es investigada por defraudación pública.

Fuente: Entre Ríos Ahora.