El Tribunal comenzó a escuchar a los primeros testigos
Martes 06 de Febrero

El Tribunal comenzó a escuchar a los primeros testigos

Judiciales | Comenzó este lunes en los Tribunales de Concepción del Uruguay, el juicio por el cuádruple crimen del barrio 134 Viviendas de Concepción del Uruguay por el cual está acusado Juan Pablo Ledesma.


El Oficial Germán Murador, integrante de la División Criminalística de la Departamental Uruguay, fue el primer testigo, que escuchó el Tribunal integrado por los Jueces Rubén Chaia, Fabián López Moras y Mariano Martínez. Murador explicó como encontraron los cuerpos, las manchas de sangre en la casa, al tiempo que confirmó que las aberturas y cortinas estaban cerradas, hallándose más marcas de zapatillas que resultaron ser las de Ledesma (único en el lugar que estaba calzado), recordando que el cuchillo secuestrado estaba la mano de Peralta.

El funcionario policial, realizó una descripción más completa durante la exhibición de videos y fotos del lugar de los hechos, pero para esto se dispuso el desalojo de la sala, instante en el cual Ledesma solicitó ser regresado al lugar donde está alojado y no regresar a Sala durante el debate y solo concurrir el día de los alegatos.

Luego del Principal Murador, declararon vecinos y familiares de las víctimas, entre estos lo hicieron Alberto Ramón Carranza (padre de Johana), Carlos Carbajal (remisero que llevó a Ledesma al domicilio), Milena Saucedo, German Stegeman, Evelina Aspillaga, Sergio Zaballo y María Laura Rognoni.

Las declaraciones de fueron en su mayoría coincidentes, con algunas diferencias lógicas de los momentos vividos y de sus puntos de vistas, pero marcan el camino de una actitud agresiva de Ledesma.

También se habló de manchas de sangre en el rostro de Johana al salir a pedir ayuda, las que son coincidentes con la lesión del rostro encontrada en el cuerpo de la víctima.

Por su parte, se escuchó el relato y las respuestas a las preguntas del padre de la joven asesinada, quien contó sobre la relación de pareja y las diferencias que se fueron dando entre la muchacha y el acusado.

De lo descripto este lunes por los testigos, se puede apreciar que sería Ledesma quien entró a la casa, salió a buscar a las nenas y volvió a ingresar, para luego cerrar, lo que seguramente será una herramienta muy importante para la Fiscalía a la hora de los alegatos, sumándose como prueba para la parte acusadora, que en el interior de la casa solo se apreciaban huellas de los calzados de Ledesma y que el joven muerto no tenía la planta de sus pies manchadas con sangre, lo que demostraría que no tuvo oportunidad de defensa y que tiraría por tierra la teoría de que fue él quien asesinó a las niñas y la mujer, no debiéndose ignorar que las huellas palmares halladas en las ventanas son las del acusado, según nos reporta Pablo Bianchi.

Este martes, se escucharán nuevos testigos, entre ellos el jefe de Criminalística quien podría relatar la mecánica del hecho para ilustrar al Tribunal, sumándose como testigos la hermana de Johana y el hermano de Peralta.