Sandro Núñez le impidió el triunfo a Ramsar
Lunes 13 de Noviembre

Sandro Núñez le impidió el triunfo a Ramsar

Opinión | Por Copa Entre Ríos, Ramsar y Tiro Federal (Santa Elena) igualaron 1-1 en barrio Estrada. El "Gitano", arquero visitante, fue figura absoluta. La llave de cuartos está abierta.



En términos generales, el equipo de Basavilbaso fue superior a lo largo de todo el encuentro. Ramsar hizo un buen partido, mejor a los dos anteriores donde también había igualado como local. Esta vez se encontró con una "bestia" debajo de los tres palos que impidió la derrota para el elenco de Santa Elena: Sandro Núñez, la gran figura de la tardecita/noche en barrio Estrada.

Es que el equipo de Noguera podrá reprocharse lo que es inexorable: fue empate y no pudo ganar el encuentro de "ida" en su cancha; también se puede sumar al reproche la desatención en el insólito gol con el que Tiro Federal igualó el encuentro transitoriamente; pero sabrá también Ramsar que no hizo para nada un mal partido y -de nuevo- si no fuese por el arquero, al encuentro lo ganaba.

Sandro Núñez, el guardameta, mostró un nivel extraordinario, no como aquel famoso "Gitano" que lo hacía cantando, en este caso "volando" hacia todos los sectores que le remataron e impidiendo que el equipo local se impusiera. Fue vencido en el primer tiempo, cuando el "franjeado" se puso arriba a través de Brian Noguera, aunque luego atajó todo.

Desde lo actitudinal, Ramsar cumplió. Si fuese boxeo hubiese sido indiscutido ganador del duelo por puntos, por meter no una, sino varias manos, que no fueron suficientes para un "knockout". Por esa misma razón la llave sigue más abierta que nunca y hay algunos datos que mantienen la expectativa: en condición de local, Tiro se hizo muy fuerte; en condición de visitante, Ramsar ha demostrado mucha hombría y gran nivel de juego.

En la tarde/noche primaveral de hoy, a Tiro le salió todo y se llevó demasiado premio. El equipo de Núñez (padre de Sandro) se "plantó" con un esquema defensivo como para "aguantar" a Ramsar y le salió bastante bien. Eso no quita la dignidad en todo el equipo "santaelenense", que sin dudas planteó un encuentro que finalmente logró, mediante un sacrificio de todos sus jugadores. Fue Retamozo quien concretó la igualdad, el 9 que "luchó" en soledad.

El hombre de más que tuvo Ramsar en los minutos finales no fue suficiente para ganar el encuentro. La vuelta será diferente. La "obligación" y la "iniciativa" se trasladan "a priori" en el equipo visitante y eso puede ser determinante para que Ramsar imponga su potencial, como ocurre cuando le salen a jugar y no lo esperan, lo que efectivamente ocurrió hoy. Eso sí: su "capitán" Jona Noguera terminó con un posible desgarro que sería baja muy sensible para la vuelta.

Final abierto. Santa Elena, en la cancha del equipo que participa por primera vez en la Copa, será testigo de qué club seguirá rumbo a semifinales y cuál lamentará haber quedado en el camino.