¡Resucitó!
Lunes 17 de Abril

¡Resucitó!

Fútbol | En el domingo de pascua, Defensores lo perdía 3-0 y milagrosamente terminó venciendo 4-3 a Atlético en su cancha. Hazaña en un clásico memorable.


Perseverancia. Carácter. Hombría. Amor propio. Son algunos términos que bien se acoplan para definir la tarde de domingo de Defensores.

Sin embargo antes de que comenzara a gestarse la epopeya, evidentemente existió otro partido. El "decano" de Alfaro le supo dar dos cachetazos al último campeón antes de los 10' del primer tiempo, venciéndolo por 2-0 con goles de Medina y Falcón (penal), previo foul al autor del primer gol. El del barrio tanque concretaba sus llegadas, momentáneamente lograba su primera victoria en el apertura y era noticia. Minutos más tarde, sobre los 35', el arquero Charadía derrumbó a Parinelli cuando ingresaba al área para enfrentarlo mano a mano y, de esta manera, nuevamente Falcón convertía de penal un 3-0 que parecía, a priori, inexpugnable.

"Supimos golpear en los momentos justos", dijo Marcelo Ponce post partido. El primero de esos golpes se dio casi sobre el final de la primera parte, a los 40', cuando Lasota definió de derecha, fuerte y arriba, frente al arquero Carballo, para descontar poniendo el 3-1. No fue un simple descuento. Fue el comienzo de una arremetida que tendría su continuidad de inmediato en la segunda parte, ya que rápidamente Maxi Lucero recibió el pase del pibe Elías Cabrera (de enorme partido) y definió cruzado, de zurda, para acortar diferencias.

Con el partido 3-2, si bien Defensores estaba a un gol de la igualdad, la arremetida del comienzo del segundo tiempo se fue diluyendo con el correr de los minutos, aunque Atlético tampoco incomodaba en ataque. Hasta que a los 30' Colman recibió un centro por lo bajo de Coto y la empujó para el 3-3 que ya era súper meritorio por cómo se había dado el encuentro. La sensación latente del partido indicaba que "algo más" iba a ocurrir en el Oeste, teniendo en cuenta las falencias defensivas de los dos equipos durante toda la tarde, lo que posibilitó (lógicamente) que hubiese tantas emociones.

Y fue finalmente otra vez Lucero quién remató -a los 42' del st- después de un taco del Sapo Colman para sellar el 4-3 y desatar la fiesta en la 12 de Octubre. El rostro de Alfaro lo explicaba todo. Fue una increíble pesadilla para Atlético, que encima deberá recibir a un Ramsar entonado la próxima fecha. Así, el Defe tuvo un oportuno "culito", Lucero, claro, para dar vuelta un partido extraordinario.

Ganó Defensores. Estos son los partidos que te marcan, dijo Ponce. Sigue en lo más alto de la tabla, ahora en soledad; espera por los jugadores que ya estarán a disposición del entrenador luego de cumplir sus expulsiones, y de esta forma, el domingo deberá visitar Pueblo Nuevo para enfrentar a un golpeado Peñarol.