Mujeres que hicieron historia
Martes 03 de Julio

Mujeres que hicieron historia

Sociedad | La Profesora Silvina Alejandra Pérez evocó a un grupo de mujeres que en los albores del Siglo XX dejaron su huella en la historia de nuestro pueblo.



En el marco de un nuevo aniversario de Basavilbaso la historiadora local evocó a un grupo de mujeres que en los albores del siglo XX dejaron su huella en la historia de nuestro pueblo, trabajando en forma institucional y comunitaria para los sectores más desprotegidos: La Asociación de Damas Israelitas de Caridad y la Asociación de Beneficencia.

Estas dos instituciones tuvieron una finalidad en común: la ayuda a los necesitados, lo cual dada las particularidades de nuestra ciudad y su composición social, una estuvo dirigida principalmente a la población judía y la otra a cubrir el otro sector social de la ciudad, siendo de la misma índole, pero actuando prácticamente en forma paralela hasta los años 60 y 70. Su trabajo se centró en la atención y ayuda a las personas carentes de recursos, iniciado en años duros, azotados por la pobreza y donde los hechos históricos a nivel mundial repercutieron en la economía y en cada uno de los aspectos de la vida cotidiana de los basavilbasenses.

Recordemos que en general la mujer a principios del siglo pasado y durante parte del mismo, eran quienes se encargaban del hogar, con sus tareas propias y del cuidado y educación de los hijos, siendo una minoría las que desarrollaban actividades fuera. En una sociedad dirigida por hombres, la acción social era el encuadre social donde el sector femenino podía tener participación pública, llevada a cabo generalmente por las esposas de dirigentes de instituciones sociales, políticas, deportivas y culturales, roles por largos años vedadas para ellas. Abordaremos en este trabajo el comienzo y los primeros años de ambas entidades.

ASOCIACIÓN DAMAS ISRAELITAS DE CARIDAD
La Damas Israelitas, como comúnmente se conoce a este grupo de mujeres judías, surge un 2 de agosto de 1911, en forma pública y organizada. Se hace esta salvedad, dado que tiene como antecedente el año 1904, cuando al fallecer el señor Mordeje Embón deja 200 pesos para facilitar a los inmigrantes pobres y enfermos pequeños préstamos. Unos años después, el señor Alter Braslavsky y su esposa Vite, conciben la formación de una sociedad de caridad y ayuda tanto moral como material, constituyéndose en la “colonia número Uno”, con un caudal de veinticinco socios.

La finalidad de la institución, definida por las mismas protagonistas hace referencia a “su difícil pero noble tarea humana de mitigar el dolor y de llevar un poco de consuelo y aliento del pueblo desheredado y doliente”.-1 La primera comisión estuvo formada por: Vite Braslavsky (Presidente); Sra. Leibof (Vice); Sra. Bitbol (Cajera); Sra. Roskin, E. Kohan, Rive Teigue Hurovich y Sra. Soñe Friendlender (Vocales), alcanzando 72 socios entre Basavilbaso, las colonias N° 2, 3, 4 y Villa Mantero. Comenzaron su accionar en la Escuela del N° 1, donde concurrían alrededor de 150 alumnos, turnándose las damas en el trabajo de la preparación de la comida, el cual costeaban “mediante pequeños desembolsos, solucionando un problema serio de alimentación y haciendo verdadera obra de cultura”.-2

Como Basavilbaso era una comunidad en vías de desarrollo y progreso paulatino, cuatro años después se trasladan al pueblo, funcionando con carácter precario, reuniéndose en algunos domicilios privados.- En 1914 en oportunidad de la visita del Director General de la Jewis Colonization Association, Dr. Ungri, es entrevistado por los miembros de la comisión solicitándoles un terreno para levantar la casa propia. Esta donación fue concedida en el año 1916, pero dada la situación que generó la primera Guerra Mundial, no pudo materializarse la construcción de forma inmediata.- Durante los años que duró el conflicto bélico sus actividades quedaron reducidas a reunir fondos para alivianar el hambre y la miseria que este trajo como consecuencia, girando continuamente a Europa “sustento para huérfanos y desvalidos”.- Hacia 1922 la entidad se reorganiza en forma sólida, nombrando subcomisiones en todas las colonias “y entra de lleno en su faz definitiva y triunfante”.-

En 1925 fueron emplazadas por la Jewish, otorgándoles un plazo de tres meses para acondicionar el terreno, el cual hasta el momento no se encontraba delimitado con alambre, prestando su colaboración la Sra. del Doctor Garfunkel quien les proporcionó el dinero para tal obra. Si bien se realizaban festivales para reunir fondos, estos resultaban insuficientes.- En 1926 la Comisión Directiva formada por Vite Braslavsky, Sofía Kaplán, Rosa Vaisman, Clara Chudnosvsky, Berta Fridlender, Fany Fridman, Sra. Embóm, Elena Belobocof, Sra. Hurovich y Paulina Yagubsky, colocan la piedra fundamental, apadrinadas por el Dr. Garfunkel y su señora, siendo esta comprada por la familia de Israel Jaimovich y Vite Braslavsky fue declarada Presidenta Honoraria. Mientras no fue levantada la casa propia debieron pagar a la Jewish un pequeño arrendamiento.- Para recibir aportes provenientes de procedencia gubernamental necesitaban el reconocimiento de la provincia como entidad organizada, razón por la cual en el año 1926, impulsados por la señora de Ravinovich se comienza a trabajar en la redacción de los estatutos-.

En marzo de 1928, bajo la presidencia de la Sra. de Jaimovich, obtuvieron la personería jurídica.

En marzo de 1929 la Jewish vuelve a emplazar por última vez y sin ningún tipo de contemplaciones para que lleven adelante la construcción del edificio, con la amenazada de quitarles el solar si no cumplían con las exigencias de la empresa colonizadora. Se realizó un colecta, dando comienzo así a la edificación.

La inauguración de su sede se dio en el marco de un “magno” festejo, siendo integrada la comisión por Catalina Banchik, Rebeca Kupervaser, Clara Brailovsky, Perla Gurovich, Elena Muñoz, Clara Jasovich, Sofía Jaimovich, María Kohan y Rosa Levenson. -La sede se ubicó sobre calle Podestá N° 413, casi esquina Barón Hirsch-.

En 1932 la Junta de Fomento le otorga un aporte mensual. En junio de 1934 lograron escriturar el terreno y la edificación, obteniendo los títulos.- Al visitar la ciudad el gobernador el doctor Eduardo Tibiletti, le solicitan una subvención para hacer frente a las necesidades institucionales, lo cual fue acordada en la suma de $250, obteniendo también desde la institución municipal un aporte mensual de $25 y la eximición del pago de impuestos.- En las memorias se hace mención a las gestiones y colaboración brindadas por el Senador Provincial Víctor Etcheverry y al titular de la comuna don Rogelio Gómez, quienes se preocuparon por su prosperidad, este último recordado con cariño, destacando la puntualidad con la que recibían el dinero proveniente de la comuna-.

En 1936 celebraron sus bodas de plata en medio de un festejo, donde su Presidente realiza un relato de la historia de la Asociación de Damas compuesta en ese tiempo por María de Felman, Sofía de Jaimovich, Elena Muños y Ana Marcovich, Pola Jasovich, Luisa Dulitzky, Rebeca Kupervaser, Teresa Uchitel, Rosa de Gurovich,Telma Gramoy, Perla Gurovich y Ester Kleiman.

Quiero rescatar una frase de reconocimiento pronunciada en dicha oportunidad: “a sus colaboradores, que fueron casi todos los vecinos de Basavilbaso, desde el más modesto contribuyente hasta aquellos que dedicaron sus afectos, sus desvelos, sus energías para mantenerla en el delicado sitial de su misión…”. -Se destacaba también el agradecimiento a los médicos y parteras, que ante su llamado solidario acudían a atender a los pacientes sin cobrar sus servicios-.

Esta entidad continuó desarrollando sus actividades hasta los años 70, pasando su propiedad a manos de la A.M.I.A, y luego vendida a particulares. Actualmente pertenece a la familia Pioli, conservándose la base del mástil original.

Fuente: Memoria de la Asociación Damas Israelitas de Caridad con motivo de sus Bodas de Plata- 1936.- Archivo A.M.I.A. Basavilbaso.