Los restos de Juan Luna descansarán en Basavilbaso
Miércoles 14 de Agosto del 2019 a las 02:21 hs.

Los restos de Juan Luna descansarán en Basavilbaso

Sociedad | El "Negro", falleció el 28 de abril de 2004, y su familia y amigos tienen previsto realizar -en el Cementerio Municipal, este sábado a las 11 horas- una ceremonia en su memoria.



Había llegado de Concepción del Uruguay en 1970 para desempañarse en la administración local de “Obras Sanitarias de la Nación”.

No le fue difícil conseguir amigos. Los primeros fueron del barrio “Centro”, cerca del que sería su club de desempeño: “Club Atlético Basavilbaso”, el cual dirigiría y conduciría al bicampeonato.

El los carnavales del ´72, en Ramsar Juniors, conocería a la que sería su compañera y madre de sus hijos: la “Mary”.

En su ciudad natal, La Histórica, había junto -entre otros- “Rancho” Gutiérrez, “Pato” Lauritto, “Bartolo” Gómez, impulsado la creación del “Club Don Bosco”, experiencia como dirigente que generosamente compartiría en su ciudad adoptiva.

En "Basso" hizo su aporte en los cuatro clubes, incluso también se sentó en la mesa directiva de la Liga Regional.

Fue un militante Peronista, incluso en la clandestinidad en épocas de las prohibiciones y de la dictadura. Supo codearse con las más altas autoridades que militaban por entonces, pero jamás para sacar una ventaja personal.

De personalidad avasallante, amigo incondicional, padre y abuelo ejemplar, sincero, honesto, supo ganarse el amor, la amistad y el cariño de muchos, inclusos sus redes se extenderían a los pueblos vecinos donde cosecharía infinidad de amigos.

Acompañó incondicionalmente a su esposa y celebró con enorme satisfacción que llegara -por concurso- a ser nombrada Directora titular de la Escuela Normal de Concepción del Uruguay, acto que no se perdió y que le permitiría reencontrares con sus incondicionales amigos.

El 28 de abril de 2004, fallecía en la ciudad que tanto amaba.

Sus restos serán trasladados al Cementerio Municipal de Basavilbaso, el sábado 17 del corriente a las 11 horas.

Sea ésta, la invitación para que amigos, conocidos, vecinos, familiares, y todo aquel que lo recuerde, se acerque a compartir este momento.