"La muerte fue vencida"
Domingo 16 de Abril

"La muerte fue vencida"

Sociedad | El Padre Raúl Laderach encabezó, en la parroquia "San José Obrero", la ceremonia de Sábado Santo.



En la noche de la Vigilia Pascual cientos de vecinos fueron al templo Católico de la ciudad para participar de una de las celebraciones más caras del cristianismo.

Todo comenzó con la bendición del fuego y la preparación del cirio pascual. Mientras el templo se encontraba a oscuras, el Sacerdote caminó, desde la calle, a lo largo del pasillo con el cirio en sus manos. A esta parte de la liturgia, le siguieron las lecturas y, más tarde, la liturgia Bautismal, en la que el Sacerdote administró el bautismo a 4 catecúmenos.

El Padre Raúl dijo que al resucitar Jesús "la muerte fue vencida". "Nosotros discípulos de Él (Jesús) estamos llamados a compartir su misma suerte, una resurrección que nos lleva a una vida donde no hay limitaciones tal cual las conocemos en el mundo, sino una vida radiante y luminosa con Él. Esa es la Pascua, el paso de la muerte a la vida, a una vida radiante, luminosa y eterna junto a Dios", enfatizó.

El sacerdote dijo en la homilía que en este mundo mientras vivimos se pueden hacer muchas pascuas, y aclaró: "son necesarias". Y puso de ejemplo el dar un paso de los criterios de acción mundanos a los criterios evangélicos, admitiendo que no son fáciles ante "tanta propaganda, tanta publicidad...tantas ideologías...Es imposible no nos "contagiemos" un poco de tanta presión".

El Párroco dijo que como miembros de la comunidad cristiana y de la parroquia "San José Obrero" podemos dar un paso, "un paso de creciente integración comunitaria. Un paso donde unos y otros vayamos consolidando, afianzando nuestra vida de fe. Un paso donde uno pone lo mejor de si mismo al servicio de la construcción comunitaria".

Por último pidió que esta Pascua "pueda repercutir grandemente en nuestro espíritu". "Si no trabajamos fuerte por la Iglesia ¿quién lo va hacer? Si no ponemos nuestras mejores energías a favor de instaurar el reino de los cielos ¿quién lo va hacer? Qué la gracia del Señor nos impulse a los ideales, valores, estilo de vida por los cuales murió y resucitó Jesús".