Héctor "Toty" Flores visita Basavilbaso
Lunes 13 de Febrero

Héctor "Toty" Flores visita Basavilbaso

Política y Economía | El reconocido dirigente social llegó en la mañana de este lunes, conversó con la prensa, autoriadades y vecinos haciendo hincapié sobre cómo volver a la cultura del trabajo.


El Intendente Hein junto a Flores al recibir a la prensa.

Héctor "Toty" Flores llegó de visita a Basavilbaso, poco antes de las 10:45 de este lunes, invitado por el Municipio. Tras la bienvenida oficial ofreció una conferencia de prensa la que comenzó con una reseña de su dura infancia, el fallecimiento de su padre, la trágica determinación de una hermana y el dejar su "pago chico" (San José de Feliciano) para vivir en una villa del conurbano bonaerense donde siendo un niño (el menor de siete hermanos) empezó a trabajar para ayudar a ser sostén del hogar, en el que su madre lavaba ropa para otros.

En la juventud entró a trabajar en una empresa metalúrgica donde aprendió el oficio de tornero, hasta llegar al cargo de Oficial. En la empresa Yelmo, en Santa Rosa (ancestro de Acindar), empatizó con sus compañeros y se cultivó leyendo, y aprendiendo la doctrina de Juan Domingo Perón.

En un pasaje de la charla con la prensa contó que en un accidente, en 1981, perdió buena parte de cuatro dedos de su mano derecha, pero que de ningún modo esto le hizo bajar los brazos y bromeó que intentó tocar la guitarra, "aprendí dos zambas, pero después me di cuenta que mi problema no era la mano sino el oído".

Flores dijo que en los '90, "como tantos otros", quedó sin trabajo y surgieron los movimientos de desocupados, "los "piqueteros" ganamos la calle", recordó "Toty" al mencionar que el suyo, de La Matanza, también hizo lo que hasta el presente hacen otras organizaciones del movimiento social. "Nosotros no somos los "piqueteros buenos" sino los que nos opusimos a los subsidios y sostenemos en reclamar trabajo, que es lo único que dignifica a la gente...y el tiempo nos dio la razón, hoy es común ver o saber de movimientos que engrosan el clientelismo político, el que tuvo sus años de esplendor con el kirchnerismo".

Flores dijo que intentó varias "fórmulas" y "en la mayoría de las veces fracasé, pero nunca me resigné a buscar una salida. Y de un trabajo cuentapropista fue surgiendo una cooperativa textil, que sumó mujeres del barrio y así fue que "La Juanita", como se conoce hoy a la organización, ganó a algunos "padrinos externos". que apoyaron la producción de indumentaria, llegando a exportar guardapolvos a Japón y remeras a Italia. Luego comenzaron con la panadería, que comercializa el pan a precio social, y el ya "famoso" pan dulce de "La Juanita", con receta de Maru Botana y "con el sabor de la dignidad" y que se vendió "extraordinariamente bien" en una caja diseñada por Martin Churba.

Más adelante "Toty" Flores contó la experiencia del call center, un emprendimiento que emparenta con el "futuro"; "muchos de estos servicios se fueron del país y se hacen desde fuera...trescientos y pico de miles de puestos de trabajo que se pueden recuperar si se comienzan a instalar estos emprendimientos en el país, lo que generará trabajo para los jóvenes inempleables que no terminaron la Escuela o no hicieron el secundario y tiene un manejo de las nuevas tecnologías (computadoras y celulares) y con una capacitación pueden entrar en el tema", resumió con entusiasmo.

"Tenemos 5 o 6 emprendimientos sociales que funcionan bien, pero en mi caso fundí como cincuenta...por lo que el mensaje a la gente de Basavilbaso es que no importa si uno intenta una vez y no sale, hay que volver a intentar. El emprendedor es el que siempre está intentando", reflexionó.