Procesan a De Vido con prisión preventiva por el caso Río Turbio
Viernes 10 de Noviembre

Procesan a De Vido con prisión preventiva por el caso Río Turbio

Judiciales | El ex Ministro de Planificación kirchnerista enfrenta una acusación por irregularidades en el manejo de fondos. Es por la remodelación del yacimiento.


El detenido ex Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, fue procesado con prisión preventiva por presunta administración fraudulenta en perjuicio del Estado en las obras de remodelación de la mina de carbón de Río Turbio (Santa Cruz), y fue embargado por 250 millones de pesos.

La decisión fue adoptada por el Juez federal Luis Rodríguez quien además le trabó un embargo de 250 millones de pesos, un monto similar al del presunto perjuicio a las arcas del Estado calculado en este expediente, según informaron fuentes judiciales.

La causa conocida como Río Turbio fue la que disparó el pedido de desafuero y posterior detención del ex ministro y ex diputado De Vido por parte del Fiscal federal Carlos Stornelli, que luego se ejecutó por orden de la Cámara Federal porteña.

El ex funcionario kirchnerista fue acusado de encabezar una maniobra para desviar parte de los 26.000 millones de pesos que el desaparecido Ministerio de Planificación destinó a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT).

"La maniobra investigada se compone de una compleja trama de actos con la participación de diversos funcionarios públicos y empleados, cuya actuación conjunta y tras el análisis global permite concluir en su ilegalidad", sostuvo Rodríguez en su fallo de 209 páginas.

"El convenio celebrado en el año 2008 entre el YCRT y la UTN (y la Facultad Regional Santa Cruz) fue el andamiaje legal a través del cual se orquestó la maniobra defraudatoria, que excediendo y explotando al máximo ese instrumento implicó un claro perjuicio al patrimonio estatal", aseguró.

Para el magistrado, el desvío de los fondos comenzó a partir del nacimiento de la Fundación de la Facultad Regional Santa Cruz (FRSC) y su inclusión en los convenios, algo que no estaba previsto en los convenios a partir de los cuales se dispuso el envío de fondos.

Para el magistrado, la maniobra consistió en que los fondos enviados por el Estado a la UTN y a la FRSC eran desviados a la Fundación, "con el agravante que la Fundación no tenía ninguna responsabilidad frente a YCRT".

"El manejo discrecional de fondos provenientes del Estado Nacional ha sido advertido claramente al analizar los extractos bancarios, los balances y las declaraciones juradas de la Fundación", sostuvo el juez.

De acuerdo con la investigación, los fondos desviados estaban relacionados con los planes de modernización de la mina de Río Turbio y con la construcción de la Usina Térmica, ambos investigados por la Sindicatura General de la Nación (Sigen); obras que no podían pasar por ninguna fundación.

La propia SIGEN fue la que denunció que el presupuesto previsto tuvo hasta once modificaciones de costo, lo que generó un incremento de su valor en un 98 por ciento, y que también se agregó la puesta en valor de un tren por 344 millones de pesos.

Además se investigó la puesta en en funcionamiento de un tren turístico que, según la justicia, nunca se terminó de realizar, aunque tampoco se terminó de pagar.

La puesta en valor de ese tren implicó la firma de 453 convenios entre el Ministerio de Planificación y la Municipalidad de Río Turbio. Por la cartera a cargo de De Vido el que intervino fue el subsecretario Roberto Baratta, quien también se encuentra detenido.

De Vido ya tenía otro procesamiento con prisión preventiva dictado por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de una causa en la que se investiga el supuesto pago de sobreprecios en la importación de casi 500 buques de Gas Natural Licuado.

En esa causa, el Juez basó su procesamiento en un estudio pericial realizado por el ingeniero experto en petróleo David Cohen quien luego fue denunciado por falso testimonio, en una causa que quedó a cargo del magistrado Sebastián Ramos.

El de ayer es el sexto procesamiento que suma De Vido desde que el kirchnerismo dejó de ser gobierno: además el ex funcionario está procesado por la compra de material ferroviario en desuso a España y Portugal y por su responsabilidad en la tragedia Ferroviaria de Once, entre otros casos.